La crisis de la basura en Chiapas

Amado Ríos Valdez                                                                    

Los residuos sólidos han hecho crisis en Chiapas. El mal manejo de la basura ha generado conflictos sociales en varios municipios del estado, la población ha reaccionado por la contaminación a sus ríos, suelos, calles, mantos freáticos. Este mal manejo tiene como responsables principales a las administraciones municipales, ya que la Constitución Política de México, en su Artículo 115, (Fracción III, inciso c), le otorga al Municipio la atribución plena para “la limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de los residuos.”
En el poco menos de 10 meses que tiene publicando tu Diario Ultimátum, se han documentado varios de estos conflictos:
6 de octubre de 2017: El año pasado, el secretario del Medio Ambiente en Chiapas, Carlos Morales Vázquez, afirmó que la problemática del basurero en Chiapa de Corzo estaba resuelta, al referirse a la quema, y asimismo prometió que en breve se echaría a andar un nuevo proyecto de relleno sanitario, que costaría de 7 a 30 millones de pesos (El relleno sanitario nunca se construyó y se siguen enviando los residuos a un tiradero a cielo abierto).
24 de noviembre de 2017: Habitantes del fraccionamiento “El Sauce”, en Tuxtla Gutiérrez, denunciaron el foco de infección que se presenta sobre el callejón Las Cruces, ya que existe un depósito de basura clandestino que las mismas autoridades municipales han permito.
27 de febrero de 2018. Por faltas a la protección ambiental en cuanto a la operación de residuos sólidos urbanos y de manejo especial, el relleno sanitario de la empresa Proactiva-Veolia fue clausurado de manera temporal el día de ayer. (Sin embargo el relleno sanitario de Tuxtla Gutiérrez volvió a abrir a los pocos días, sigue contaminando, continúa detentando un contrato que le da todos los beneficios a la empresa Proactiva – Veolia y todos los perjuicios y responsabilidades al Ayuntamiento).
13 de junio 2018: En protesta porque desde hace más de 2 meses las autoridades municipales suspendieron el servicio de limpia en la cabecera municipal de San Pedro Chenalhó, pobladores tiraron los desechos en la sede de la alcaldía. Agregó que desde hace dos meses se suspendió el servicio de limpia, por lo que la basura estaba amontonada en las banquetas y esquinas de las calles, generando pestilencia y focos de infección.
13 de junio de 2018: La presidenta municipal de Yajalón, Guadalupe Pimentel Utrilla, se enfrentó a golpes con ciudadanos inconformes por la instalación de un basurero provisional en el barrio San Luis, en donde familiares de ella son propietarios de un predio. Tras la clausura del relleno sanitario por parte de autoridades estatales en días pasados, derivado de la contaminación provocada al río, y por encontrarse en el barrio Candelaria, muy cerca del Lienzo Charro, de la escuela preescolar Niños Héroes y del Hospital General de Yajalón, la alcaldesa determinó de forma arbitraria abrir un nuevo tiradero de basura.
Ante la grave problemática ambiental, sanitaria y social que se ha generado por el mal manejo de los residuos en el estado, sorprende que el tema esté permanentemente ausente del discurso, el diagnóstico y las propuestas de todos los candidatos, lo mismo a la gubernatura como a las presidencias municipales. Esta ausencia es sintomática y es una muestra dramática de la nula importancia que se le da al tema ambiental en general y al del manejo de los residuos en particular.
En Chiapas se producen anualmente 1.5 millones de toneladas de residuos sólidos aproximadamente, esto equivale a casi 3,625 toneladas diarias. El crecimiento ha sido exponencial, y va de la mano con el crecimiento de la población y el económico. En el año 2000, Chiapas reportó la generación de 909 mil toneladas anuales de residuos sólidos. En los últimos 17 años la generación de residuos sólidos se incrementó en un 60%.
En Chiapas vivían en el año 2000 casi 3.92 millones de habitantes, sin embargo en el conteo de población del INEGI del 2015 se informa que existen 5.2 millones de habitantes, esto es un crecimiento poblacional de 32 %., mientras que en el mismo periodo la generación de residuos se incrementó en 60%. Esto quiere decir que en el año 2000 cada habitante de Chiapas producía 231 kilogramos de residuos al año, mientras que en el 2015 cada habitante produce 288 kilos al año…y sigue creciendo.
¿A dónde se van todos esos residuos? La mayoría (casi el 70%) se va a los tiraderos a cielo abierto, a tiraderos clandestinos, a barrancas, etc. Este mal manejo genera contaminación del agua disponible en los arroyos, ríos y mantos freáticos, ya sea directamente o por los lixiviados generados. El problema se agrava si consideramos que no existe separación ni selección de los residuos por lo que los residuos que son dispuestos en rellenos sanitarios (solo 500 mil toneladas de las 1.5 millones de toneladas generadas) contienen residuos de manejo especial y residuos peligrosos altamente contaminantes y es peor en los tiraderos a cielo abierto. Contaminantes peligrosos como metales pesados, plomo, cadmio, mercurio, etc, son arrojados junto a los residuos domésticos y orgánicos.
La disposición final de los residuos sólidos en Chiapas es uno de sus mayores problemas y retos. En el año 2012 se reportaron 6 rellenos sanitarios. Desde 2012 a la fecha se construyeron 6 rellenos sanitarios más, con lo que se llegó a un total de 12. Estos rellenos sanitarios tienen una capacidad nominal de contener el 40% del total de desechos generados en el Estado, el resto se arroja a basureros a cielo abierto o a sitios no controlados o ilegales. Pero aun los rellenos sanitarios construidos operan muy por debajo de su capacidad y con severos problemas en los temas de la separación, la reutilización y el manejo correcto de sus lixiviados. Los Ayuntamientos por lo general se han desentendido del problema generado por sus residuos y esta omisión repercute severamente en la salud de sus habitantes.
La gran mayoría de los residuos sólidos que se producen en el estado no tienen un manejo adecuado y municipios grandes y con gran generación de residuos no tienen siquiera un relleno sanitario. La problemática ambiental más crítica en Chiapas es que la mayoría de los residuos no tienen manejo alguno y están produciendo todos los días grandes cantidades de contaminantes al suelo, arroyos y ríos del estado. Es muy preocupante que municipios tan importantes como San Cristobal de las Casas, Chiapa de Corzo, Ocosingo, los municipios de la costa, los municipios de la zona fronteriza e incluso Palenque, no tengan un manejo responsable y sustentable de sus residuos y no cuenten siquiera con lo más básico como puede ser un relleno sanitario. Otros que tienen relleno sanitario los tienen abandonados o mal manejados (como el caso del relleno sanitario de Tuxtla Gutiérrez).
La contaminación que se genera por este mal manejo estatal produce afectaciones a la salud de los habitantes, a la fauna que vive en ríos, arroyos, lagos y esteros. Tiene además un impacto negativo en la economía del estado, por ejemplo al turismo (Lagos de Montebello) y a la producción de alimentos que se riegan con aguas contaminadas.
Es urgente que la sociedad, las autoridades estatales y las municipales se hagan cargo de este tema que no puede puede esconderse debajo del piso. Los conflictos sociales irán creciendo si no se atiende con la urgencia y la importancia que tiene.