Get Adobe Flash player

Reconocimientos

Semblanza

Una Mirada...

Unicach Radio

Contador de Visitas

941906
Hoy
Ayer
Esta Semana
Sem. Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Diario
79
631
2026
398198
7173
11964
941906

Noticias

ECOLOGÍA HUMANA: Stephen Hawking y el futuro de la humanidad

 

Stephen Hawking y el futuro de la humanidad

Amado Ríos Valdez                                                                   

“Solo somos una raza de primates en un planeta menor de una estrella ordinaria, pero podemos entender el universo”.
El científico inglés Stephen Hawking falleció a los 76 años de un paro cardiorrespiratorio el miércoles 14 de marzo de 2018 en Cambridge, Inglaterra.

Finalmente perdió la batalla contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), un tipo de enfermedad motoneuronal que le haría perder la mayor parte de su control neuromuscular.

Fue una de las mentes más brillantes del siglo 20 y lo que va del siglo 21 y sus trabajos de divulgación científica, sus libros y su humor, que le permitió aparecer en varios programas de TV como Los Simpsons, Futurama, The Bing Bang Theory, así como su participación en múltiples programas y series de divulgación científica de Discovery Chanel, BBC y National Geographic lo hicieron el científico más popular y mediático.

Sus trabajos más importantes consistieron en aportar, junto con Roger Penrose, teoremas respecto a las singularidades espacio temporales en el marco de la relatividad general y la predicción teórica de que los agujeros negros emitirían radiación, lo que se conoce hoy en día como radiación de Hawking.

Era miembro de la Real Sociedad de Londres, de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Fue titular de la Cátedra Lucasiana de Matemáticas de la Universidad de Cambridge desde 1979 hasta su jubilación en 2009, la misma que tuvo en su momento el genio del siglo 17, Isaac Newton. Entre las numerosas distinciones que le fueron concedidas, recibió doce doctorados honoris causa y fue galardonado con la Orden del Imperio Británico en 1982, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989, la Medalla Copley en 2006, la Medalla de la Libertad en 2009 y el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en 2015.

Hawking padecía una enfermedad motoneuronal relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que fue agravando su estado con el paso de los años, hasta dejarlo casi completamente paralizado y le forzó a comunicarse a través de un aparato generador de voz. Estuvo casado en dos ocasiones y tuvo tres hijos.

Por su parte, alcanzó éxitos de ventas con sus trabajos divulgativos sobre ciencia, en los que discute sobre sus propias teorías y la cosmología en general, entre los que figura Breve historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros, de 1988, y que estuvo en la lista de bestsellers del The Sunday Times británico durante 237 semanas, y en su obra Brevísima historia del tiempo, de 2005, en colaboración con Leonard Mlodinow, en la que trató de explicar de la manera más sencilla posible la Historia del Universo, motivo por el cual se le conoció como el historiador del tiempo. Además de otros libros igualmente sencillos y didácticos como La Teoría del todo, El gran diseño y El Universo en una cáscara de nuez.

Más allá de sus aportaciones monumentales a la física, la astronomía y la filosofía de la ciencia, el Dr. Hawking también nos dejó una gran lección de vida y de coraje.

Desahuciado muy joven por su enfermedad degenerativa, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), Hawking decidió luchar a pesar de que perdía rápidamente y muy joven la capacidad de moverse, más tarde la capacidad de hablar y por último la perdió la movilidad por completo al grado de que lo único que podía mover a voluntad era una parte de la mejilla derecha. Con ayuda de la IBM y de varios científicos, le diseñaron un aparato para que pudiera leer sus movimientos, traducirlos en mensajes y de estos a sonido articulado, de ahí su peculiar y famosa voz robótica.

En este mismo espacio de ECOLOGÍA HUMANA publicamos el 16 de octubre de 2017, que el Dr. Hawking tenía también preocupación por el futuro de la humanidad ya que preveía que no duraríamos mucho tiempo más en el planeta Tierra y llamaba a realizar acciones de inmediato para salvar a la especie humana.

En esa ocasión titulamos a esta Columna: “Nos quedan 100 años en el planeta tierra” y expusimos lo siguiente:
“Uno de los científicos más reconocidos a nivel mundial en nuestros días es sin duda el Físico Stephen Hawking. De acuerdo con sus proyecciones dice y alerta que la especie humana (y otras más junto con nosotros) debe abandonar el planeta tierra en 100 años, de no hacerlo, enfrentará irremediablemente la extinción. Es cierto que puede sonar catastrofista y apocalíptico pero viniendo la advertencia del Dr. Hawking hay que tomarla en cuenta y analizarla con seriedad.

De acuerdo con lo planteado por el Dr. Hawking la vida en la tierra para los seres humanos será inviable en un máximo de 100 años debido a alguna de las siguientes causas o a la combinación de ellas: una guerra nuclear, el cambio climático y el calentamiento global, nuevas epidemias globales o la sobrepoblación, incluso no puede descartarse el choque de un asteroide.”
En el Festival de astrofísica Starmus, celebrado en Trondheim, Noruega del 18 al 23 de junio de 2017, y convocado por la Real Sociedad Astronómica de Londres, el Dr. Stephen Hawking expuso que la gente tiene que abandonar la Tierra debido a una serie de amenazas, incluyendo ataques de asteroides, agotamiento de recursos, superpoblación, deforestación, extinción de especies animales y los efectos del cambio climático causado por el ser humano. El profesor afirmó que hemos dado a nuestro planeta el desastroso regalo del cambio climático.
Hawking señaló que la raza humana está condenada si no colonizamos Marte. Advirtió que los seres humanos deberíamos comenzar a abandonar la Tierra dentro de 30 años para evitar ser aniquilados por la sobrepoblación y el cambio climático. Dijo que era cuestión de tiempo antes de que la Tierra como la conocemos sea destruida por una lluvia de asteroides, las temperaturas elevadas o la sobrepoblación. Dijo que convertirse en un “perezoso cósmico” no era una opción porque “las amenazas son demasiado grandes y demasiado numerosas”. Según él, la Tierra se está volviendo demasiado pequeña para nosotros y nuestros recursos físicos los estamos agotando a un ritmo alarmante.
A pesar del caso omiso que muchos hacen del inminente cambio climático que está sufriendo nuestro planeta, Stephen Hawking siguió advirtiendo: “Los recursos se están agotando a un ritmo alarmante. Le hemos dado a nuestro planeta el regalo desastroso del cambio climático”, haciendo alusión a la decisión de Trump de retirarse del Acuerdo Climático de París, de quien Hawking sentencia que el presidente de EEUU “ha condenado a nuestro planeta”.
El físico Stephen Hawking argumentó la urgencia apocalíptica con hechos que todo el mundo comprende y denuncia: hay una amenaza real para la vida procedente de la confluencia del cambio climático y la desaparición (más bien explotación devastadora) de los recursos naturales.
La sobrepoblación, el cambio climático, la sobrexplotación de los recursos naturales y otros factores señalados por el Dr. Hawking podemos controlarlos, está en nuestras manos y en la generación actual. Tenemos la obligación histórica, moral y solidaria con todos los seres vivos que habitamos este planeta de hacer todo lo posible para evitar este catástrofe planetaria. Quizás solo así haremos un homenaje justo a la inmensa estatura del Dr. Stephen Hawking.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tu contacto con la naturaleza

Premio Nacional de Periodismo Ambiental PNUMA

Premio Estatal de Medio Ambiente 2012

Premio de la Conservación de la Naturaleza

Premio Estatal del Medio Ambiente

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Museo de Zoología

SEMARNAT

Info Negocios

Asiger

Login

Bienvenidos a Biosfera 10