Get Adobe Flash player

Reconocimientos

Semblanza

Una Mirada...

Unicach Radio

Contador de Visitas

974032
Hoy
Ayer
Esta Semana
Sem. Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Diario
146
267
2197
430600
7196
10640
974032

Noticias

ECOLOGIA HUMANA: La sexta extinción masiva y el fin de La civilización

 

La sexta extinción masiva y el fin de La civilización

Amado Ríos Valdez/Ultimátum                                                

Sé que hoy en día en todo México hay mucha expectativa y atención al tema de los candidatos y las próximas elecciones federales, estatales y municipales. Sé que la efervescencia política por lo que será el futuro inmediato de nuestras vidas en la nación nos ocupa el tiempo y el pensamiento de manera significativa, y está bien, mejor ocuparnos y participar que ser indiferentes y apáticos al acontecer de nuestro pedazo de planeta; sin embargo en esta oportunidad quisiera llamar tu atención, estimado lector/lectora, sobre un tema trascendental a la vida humana en nuestro planeta y que por su importancia y urgencia debiera ser parte de nuestro accionar permanente y cotidiano, y por supuesto, debiera también ser parte del debate político y mediático de las inminentes contiendas electorales, ser parte del análisis y los programas para los gobiernos que elijamos, este es el tema de la defaunación, la sexta gran extinción masiva o la extinción del antropoceno.

Esta vez no se trata ni de meteoritos ni de ningún otro fenómeno de carácter natural. Los responsables, en este caso, somos los humanos. El ser humano está empujando a la Tierra a su sexta oleada de extinción masiva.

Así lo atestiguan la mayoría de los científicos en un amplio estudio de varias universidades lideradas por la University College London (Reino Unido), las universidades de Stanford y California en Santa Bárbara (EEUU) e instituciones científicas de distintos países (La UNAM, entre ellas) que recoge la revista Science y con una muy destacada participación de diversos científicos mexicanos de calidad mundial como el Dr. Rodolfo Dirzo Minjarez y el Dr. Gerardo Ceballos González.

En él, se pone de manifiesto el hecho evidente de que la biodiversidad actual del planeta está en serio peligro. Se han extinguido (desde el año 1500) más de 320 vertebrados terrestres y de las especies que sobreviven, su población ha disminuido una media de un 25%. Los invertebrados corren idéntica suerte.

Estamos ante los primeros pasos de la sexta oleada de extinción biológica en masa del planeta, en el que los insectos, arañas o gusanos, tan importantes en nuestra vida diaria (como en la polinización, el control de plagas de los cultivos o la descomposición y el ciclo de los nutrientes) han sufrido un descenso tal que su pérdida y deterioro no hacen sino atestiguar la preocupante situación en la que nos encontramos.

Esta pérdida en el número de invertebrados se debe, sobre todo, a la alteración del clima a escala global y a la pérdida de su hábitat. Su merma en número pone en peligro la capacidad de la naturaleza de proveer a los seres humanos de elementos que necesita para vivir.

Ahora bien, la extinción de diversas especies de fauna crea un efecto en cascada o en serie que afecta a muchas otras especies y en general al funcionamiento de los ecosistemas. La desaparición de un gran número de especies de plantas y animales alterarán las funciones biológicas de los ecosistemas porque, según los datos, aproximadamente dos especies de vertebrados desaparecen anualmente. Se extinguen. Así, paulatinamente, de una manera casi silenciosa, es como se reduce la fauna en el mundo.

Para realizar el trabajo el catedrático del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, Gerardo Ceballos, junto a varios colegas de la Universidad de Stanford, han cartografiado la distribución geográfica de más de 27.600 especies de pájaros, anfibios, mamíferos y reptiles; la mitad de las especies vertebradas terrestres conocidas. También han analizado el declive de las poblaciones de 177 mamíferos estudiados en profundidad entre 1990 y 2015.

Los resultados muestran que un 30% de las especies de vertebrados estudiadas están viendo reducidas sus poblaciones y que además, esta disminución está afectando de igual manera a la diversidad biológica de sus respectivos hábitats. Por otra parte, de las 177 especies de mamíferos estudiadas, todos han perdido el 30% de su hábitat. Y otro 40% ha visto como se reducía y fragmentaba hasta en un 80%. De hecho, ya en 2014, el biólogo mexicano Rodolfo Dirzo de la Univerdidad de Standford, se refería a este proceso con el término de “defaunación del antropoceno”: “Se trata de un fenómeno críptico que, a diferencia de la tala de árboles, es difícil de detectar y cuantificar. Sin embargo, las profundas consecuencias que surgen de la ausencia o reducción de animales harán pronto que el problema sea cada vez menos críptico”, señala el Dr. Dirzo.

“La disminución masiva en las familias y especies de animales se debe principalmente a la pérdida y fragmentación de su hábitat, la caza, el comercio, la sobreexplotación del territorio y la aparición de especies invasoras”, declara el propio Dr. Gerardo Ceballos.

En los ecosistemas existe una compleja interacción entre las diversas especies que en ellos se relacionan. Esta interconexión entre especies hace necesario contemplar y estudiar los diferentes procesos que se dan en los ecosistemas con una mirada de conjunto, ya que una especie nunca se encuentra aislada en su hábitat, si no que se encuentra en uno u otro punto de lo que se conoce como una red trófica, en la que depende de otros seres vivos para sobrevivir, y a su vez otros seres vivos dependen de ella. Por tanto, la desaparición de una especie dentro de estas complejas redes alterará inevitablemente a un número variable de otras especies; es lo que conocemos como efecto cascada, y será tanto mayor en cuanto la especie afectada ocupe un papel más relevante dentro de la red.

La reducción del número de animales y de la diversidad biológica, aparte de suponer el ‘preludio’  de una extinción de especies, también implica la pérdida de servicios cruciales que ofrecen los ecosistemas, como la polinización de las abejas, el control natural de pesticidas o la purificación del agua.

Según los datos de este mismo estudio y de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) desde principios del siglo XIX, y en aceleración constante desde la década de 1950, las desapariciones implican a especies de todos los tamaños y ocurren principalmente en las selvas tropicales, que tienen una gran biodiversidad. La actual tasa de extinción es de 100 a 1000 veces el promedio natural en la evolución y en 2007 la UICN consideró que una de cada ocho especies de aves, una de cada cuatro mamíferos, una de cada tres de anfibios y el 70 % de todas las plantas están en peligro.

Ante estos graves riesgos para la vida en el planeta no nos hemos quedado impávidos, se han efectuado reuniones mundiales en donde los países hemos adquirido compromisos para evitar que esta gran extinción avance aún más, en este sentido las Cumbres Mundiales (COPs) sobre Cambio Climático y sobre Biodiversidad, en los que México ha sido protagonista fundamental, son esfuerzos que van en la ruta correcta. Sin embargo, se requiere que estos compromisos y las leyes, programas y acciones se alineen en todas las esferas de gobierno, en las organizaciones civiles y en la ciudadanía en general. Cierto es que lo electoral ocupa hoy el debate púbico, pero la política no debe prescindir del análisis, las propuestas y las acciones que combatan la defaunación y la extinción de especies en nuestro país, es necesario ir más allá de la visión cortoplazista y pragmática de la temporalidad trienal o sexenal y planificar nuestro rumbo como país y como parte de nuestro compromiso planetario con visiones de largo plazo, con visión de estado y con solidaridad trasnsgeneracional.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tu contacto con la naturaleza

Premio Nacional de Periodismo Ambiental PNUMA

Premio Estatal de Medio Ambiente 2012

Premio de la Conservación de la Naturaleza

Premio Estatal del Medio Ambiente

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Museo de Zoología

SEMARNAT

Info Negocios

Asiger

Login

Bienvenidos a Biosfera 10